Connect with us

Farándula

Triste historia de Ney Nilo un cantautor con prodigiosos registros vocales los cronista de arte han olvidado. «Qué largo es el camino, qué triste son los días». Ver video

Publicado hacen

en

Picoteando el Espectáculo
En los años 80 los dominicanos disfrutamos de las maravillosas y románticas interpretaciones de Ney Nilo, cantante y compositor nacido en Navarrete, estudió música y cuando descubrió sus prodigiosos registros vocales de tenor lírico popular y el don que tenía su voz de ruiseñor, al entonar una u otra canción dejó de tocar trombón para dedicarse a la interpretación y a los arreglos de sus composiciones.

Su historia relata que se radicó por muchos años en Estados Unidos y que entre los años 2006 a 2008, estuvo muy delicado de salud. En el 2010 volvió a los escenarios y de ahí no se sabe más nada de uno de los más grandes cantantes de la época , dueño de la voz más dulce en baladas.

Todas sus producciones son consi-deradas exitosas, pero las más predilectas ante sus seguidores son:

Paloma dime por qué

Paloma dime por qué de mi amor tú te burlaste, Paloma dime por qué a otro nido tú volaste, si yo a ti tanto te amé, si yo a ti te fui tan fiel como jamás un hombre podrá serle a una mujer, si yo a ti te fui tan fiel, si yo a ti tanto te amé como jamás un hombre podrá amar a una mujer.

Paloma dime por qué de mi amor tú te burlaste, dime a qué saben aquellos placeres que probaste, yo razones nunca te di, yo motivos nunca te di, solamente por antojos tu te reíste de mi.

Las rosas más bellas de los rosales yo corté para adornar tu nido paloma que tan mío fue.
Paloma, cuando tú volaste, tú nunca pensaste que en mi nido por mucho tiempo te refugiaste, que con mis besos tus deseos apagaste, en tus alas mi alegría te llevaste.

Lejos de ti amada mía

Qué largo es el camino, qué tristes son los días, tan lejos de ti, amada mía. Qué largo es el camino, yo que sufro tanto, tan lejos de ti, qué amargo es mi llanto, tan lejos de ti, qué amargo es mi canto.
Amada mía, dime si estás llorando, dime si estás sufriendo igual que yo, amada mía, dime si en mi ausencia tú has conocido otro amor

Qué largo es el camino, cómo duele la distancia, de tanto añorarte se está muriendo mi alma.
Amada mía, remanso de agua dulce, ven a calmar la sed de mi amor, amada mía, ni el tiempo, ni la distancia podrán apagar el fuego de nuestro amor.

Qué largo es el camino, qué triste son los días, tan lejos de ti, amada mía.

Ver video de Oye Merengue aquí 


* FUENTE DEL ARTICULO: PicoteandoElEspectaculo