in

Carlos Lamarche: el segundo dominicano en llevar su marca a la tienda más exclusiva de NY

Luego de Óscar de la Renta, el fashionista y ahora empresario Carlos Lamarche es el único dominicano que he ha logrado introducir su línea de productos en la tienda más antigua y prestigiosa de todo Nueva York.

Bergdrof & Goodman, ubicada en la quinta avenida, es la tienda más exclusiva de la ciudad. Localizada frente a la Trump Tower, la tienda posee en exclusiva la línea “Salt Live Energizer”, de Lamarche.

En conversación con Diario Libre, el dominicano contó cómo consiguió introducir su producto en la prestigiosa tienda.

Han pasado cinco años desde que Carlos finalizó su trabajo como periodista de moda en la cadena CNN en Español, en el programa “ShowBiz”, junto a su compatriota Mariela Encarnación.

“Es algo que está ahí pero no se habla tanto. A la edad que yo dejé el programa y con la carrera y trayectoria que ya tenía, es muy difícil conseguir trabajar en el mundo del entretenimiento. Los reclutadores te lo dicen, que las empresas prefieren contratar millennials”, dijo Lamarche.

Así que decidió emprender junto a su esposo una línea de productos de bienestar que fortaleciera no tan solo la salud respiratoria, sino también la piel y la salud de quienes la consumieran.

“Era algo totalmente innovador cuando lo pensamos. Yo fui a un spa en Nueva Jersey a probar la experiencia, pero no me gustó, y cuando comenzamos a investigar, en Nueva York no había nada similar, así que como periodista me pareció algo muy interesante de conocer, y por eso decidimos emprender en este concepto”, aseguró.

La línea gráfica y el concepto de la marca fue creado en Londres, Inglaterra, y tras varios años de pensarla y crearla, en el año 2020, llegó la propuesta para llevarla hacia Bergdorf & Goodman.

“Soy un rebelde con causa y creo que eso es lo que me ha llevado hasta donde estoy hoy día”, dijo.

“También soy un gran creyente de que la vida es acerca de cómo hacemos sentir a los demás y ha sido mucho trabajo, desde probar el concepto, crear una marca nueva, conseguir el capital y todo lo que conlleva emprender un negocio”, expresó Lamarche.

Sus productos se venden en más de 30 tiendas de Bergdorf en todo EE.UU., y además de su línea, Carlos es propietario de su propio spa, que lleva el mismo nombre “Salt”.

“El spa lo abrimos en enero 2020, dos meses antes de la pandemia, pero tuvo muy buena acogida. Ahora lo estamos mudando de locación, porque debido al COVID, SoHo se ha convertido en un vecindario un tanto vacío, y pocos de sus residentes viven ahí”, expresó.

La sala de tratamiento de Salt tiene capacidad para cinco personas a la vez, todas separadas por cortinas, aunque actualmente sus puertas están cerradas.

La respiración profunda de aire salado, especialmente cuando se combina con sonidos de tierra y agua o meditaciones con auriculares, transporta a los clientes a un nuevo mundo de relajación.

Salt también ofrece el tratamiento LightStim LED para el rostro, un procedimiento anti-envejecimiento que estimula la producción de colágeno y anti-tensión al relajar los músculos faciales.

Carlos espera en algún momento poder llevar su marca a la República Dominicana, para mantener un contacto más directo entre sus proyectos en la gran manzana y sus raíces.

* FUENTE DEL ARTICULO: DiarioLibre

Written by Redacción

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

Erupción solar golpeará la Tierra en Halloween

Ligas del Caribes: Charros de Jalisco apabullan a Los Mochis; Cardenales firmes en Venezuela