Connect with us

Saber Cuidarte

De virtual a presencial, ¿cómo preparar a tus hijos para el regreso a clases?

Publicado hacen

en

De virtual a presencial, ¿cómo preparar a tus hijos para el regreso a clases?

Para algunos padres el retorno a las clases presenciales es la mejor noticia que les puedan dar; mientras que para otros es un conjunto de preocupaciones, entre ellas cómo preparar a sus hijos para el regreso de una forma que ya perciben desfasada y hasta quizás aburrida. En muchos casos, la virtualidad es la realidad que ellos prefieren.

Ante este complicado panorama que tiene a más de uno dándole vueltas a la mente, en busca de una respuesta, hemos consultado a expertos en el área de educación que sirva para que aquellos padres que se encuentran tal situación puedan encontrar una orientación al respecto.

Para la psicóloga escolar Leslie Amell Bogaert, M.A , lo principal que hay que tener en cuenta para iniciar el año escolar con buen pie es fortalecer desde ya las necesidades emocionales de los hijos; tal como deberán hacer los maestros una vez se inicie la docencia. «Dejemos lo académico para más adelante, que sin la salud mental y emocional no se logra el aprendizaje».

Explica, la también psicopedagoga, que para lograrlo es necesario aplicar la paciencia, la tolerancia, la empatía y el trabajo en equipo que debe existir entre la familia y la escuela.

La experta detalla que tanto padres como maestros deben prepararse para diferentes situaciones que se pueden presentar, para identificar necesidades, apoyar y contener:

1. Rutinas de sueño y alimentación alteradas.

2. Ansiedad, miedo a salir, miedo a contagiarse.

3. Niños y jóvenes que se cansan muy rápido (sedentarismo, falta de ejercitación).

4. Niños muy apegados a sus padres (ansiedad de separación).

5. Síndrome de abstinencia por adicción a dispositivos electrónicos.

6. Niños y jóvenes acostumbrados a la virtualidad, les gustaba más o les fue mejor.

7. Dificultades para reconectar socialmente.

A pesar de que no tenemos todo el tiempo del mundo para diseñar estrategias que sirvan de ayuda para que los hijos retomen la presencialidad sin tener que pasar por un difícil proceso de adaptación, es posible hacerlo. Para ello Ana Reyna, M.Ed Educación y directora académica del centro educativo La Casita de Belén, recomienda a los padres comenzar a cortejar a los hijos.

Pone como ejemplo realizar actividades con tal finalidad, como mirar fotos escolares, recordarles momentos importantes, enumerar las posibilidades de actividades que se pueden hacer estando juntos. Pero también explicarles que la virtualidad se usa para ocasiones específicas, pero que la normalidad consiste en que tengamos unos buenos años de asistencia escolar presencial, en los que socializamos y desarrollamos no solo capacidades académicas, sino habilidades para la vida.

Los padres deben estar conscientes de que la prioridad en estos momentos, en víspera del regreso a clases, la prioridad es motivar, ser positivos, transmitir seguridad, emoción y tranquilidad a sus hijos, entiende la experta; mientras resalta que «un padre equilibrado emocionalmente para bien, llevará a su hijo de la mano para que sienta lo mismo».

No obstante, Reyna considera que hay una cantidad significativa de estudiantes a los que les entusiasma volver a las aulas presenciales y en ellos la tarea es fortalecer y no dejar perder ese estado de ánimo y esperanza

«Para cualquiera de los dos casos, los centros educativos deberán preparar un plan de acción, tomando siempre en cuenta, el núcleo familiar».

Las recomendaciones generales de la ejecutiva escolar son las siguientes:

1. Disfruta cada proceso. Esto implica desde buscar los uniformes hasta forrar los libros. Hace un año, anhelábamos estar haciendo lo que hoy podemos realizar. Seamos agradecidos y que se nos note.

2. Revisa la vista, audición y peso de tu hijo. Visitar al pediatra de cabecera resulta de suma importancia en este momento. Las pantallas y el encierro pudieron afectar a nuestros niños en alguna área. Todos deben ser evaluados integralmente ,y de ser necesario, referirse al especialista que corresponda.

3. Busca una institución educativa que quiera trabajar contigo. Vuélvete amigo de la escuela, y haz de ese espacio el segundo hogar de tu hijo, de esa manera todo será más fácil.

Desde el punto de vista de Nancy Patricia Canó, M.S. Psicóloga clínica, educadora y asesora educativa, si los padres entienden que su hijo se ha quedado rezagado en su desarrollo del lenguaje, motor, cognitivo y/o en sus habilidades sociales, como consecuencia de este año y medio diferente, es importante que se pongan en contacto con los profesionales del centro educativo para que juntos elaboren un plan de acción que permita promover las destrezas en el niño o el joven.

“La finalidad es que los estudiantes sean felices en este y en todos los procesos que les toque enfrentar. Podemos asegurar que, si los padres se involucran de forma activa, se lograrán los objetivos con muy buenos resultados ya que la familia es el agente promotor por excelencia del desarrollo infantil”, dice.

* FUENTE DEL ARTICULO: DiarioLibre