Connect with us

Saber Cuidarte

GEF apuesta al algodón orgánico como medida medioambiental

Publicado hacen

en

La marca de moda GEF quiere que el algodón orgánico sea el nuevo infaltable en el clóset y continúa lanzando colecciones con este material bajo la etiqueta GEF Green, su iniciativa para pintar un mundo más verde.

La marca se basa en que nueve de cada diez millennials tienen presente el impacto ambiental de sus compras, según un estudio de 2019 en Latinoamérica.

Mientras los consumidores jóvenes en Colombia están adoptando nuevos hábitos para proteger el medio ambiente. Usar menos plástico, disminuir el gasto de agua y energía y aprender a reciclar son acciones cada vez más comunes en este segmento. “Para GEF, esto se siente como una invitación para que todos hagamos más por la sostenibilidad, especialmente como una marca que acompaña el día a día de estos colombianos más conscientes de su entorno”, explica Catalina Ochoa, gerente de mercadeo del Grupo Crystal. “Nuestro propósito como marca es ayudar a las personas a expresar su esencia. Más allá de la moda, eso significa apoyar a quienes alzan su voz a favor de un mejor planeta con prendas que hagan parte de esa visión”.

En los últimos años, GEF ha enfocado sus esfuerzos en hacer de la sostenibilidad protagonista en sus estrategias, no solo a través de sus procesos industriales sino a través de materias primas de menor impacto ambiental. Desde 2020, se trabaja con algodón orgánico, y algodón con certificación BCI (Better Cotton Initiative) específicamente para prendas denim. En el caso del algodón orgánico, “al cultivarlo con estos estándares, sin químicos como fertilizantes, pesticidas o insecticidas, no solo se logra una fibra más limpia, sino que se reduce el impacto en el ecosistema”, afirma Ochoa.

En el caso del algodón BCI, se trata de una fibra cultivada con un 90% de agua lluvia, mezclada con algodón reciclado para crear denim que luego es procesado con 80% menos agua en lavandería y tintura. La incorporación de ambas fibras al portafolio de la marca será cada vez más extensa, y se acompaña de otras iniciativas a nivel empresarial para disminuir el impacto ambiental.

En materiales y empaques se busca mitigar la generación de residuos con insumos biodegradables, reciclados, o de origen responsable, además de la reutilización de insumos para extender su vida útil. Un ejemplo son los ganchos usados en tiendas de las diferentes marcas del grupo Crystal: este insumo se reutiliza tanto como sea posible y, cuando es necesario retirarlos de circulación, se convierten en materia prima para nuevos ganchos de GEF. En cuanto a las etiquetas, se emplean materiales de desecho de otras industrias como el bagazo de caña, que se convierte en papel biodegradable.

* FUENTE DEL ARTICULO: DiarioLibre

Continúa Leyendo
Publicidad
Escribe un Comentario

Deja un comentario