Connect with us

Saber Cuidarte

La moda parisina vuelve a encontrarse con el público en la pasarela

Publicado hacen

en

La moda parisina vuelve a encontrarse con el público en la pasarela

La Semana de la Moda parisina reabrió este lunes las puertas de su edición más normalizada de los últimos dos años, pues el avance de la vacuna ha permitido que una mayoría de los desfiles se celebren con público, un paso más en la recuperación de las viejas costumbres prepandémicas.

La Federación de Alta Costura y Moda, organizadora del evento, impondrá las condiciones que mantienen las autoridades del país para controlar la expansión del virus, por lo que pedirán a los invitados una prueba de vacunación, un test negativo reciente o un certificado de haber pasado la enfermedad.

No será así en toda regla una Semana de la Moda al uso, pues seguirán faltando dos de los grupos más multitudinarios: los visitantes del continente americano y los asiáticos, que siguen afectados por las restricciones.

Pese a ello, las grandes marcas han apostado por acoger de nuevo a sus invitados y hacerles soñar con sus puestas de largo.

Entre ellas, Dior, Chanel o Louis Vuitton, que ya habían hecho amago de recibir a grupos menores en sus últimos desfiles, y ahora se suman otras grandes casas como Loewe, Chloé o Givenchy, que dejan atrás el formato digital y de presentaciones en favor de la pasarela.

Regresan también Balmain, Acne Studios, Rochas, Lacoste o Balmain, así como algunos diseñadores emergentes como Victoria/Tomas, Kenneth Ize o Koché.

Buena noticia esta temporada: Saint Laurent vuelve a la pasarela parisina. Cuando la pandemia empezó a afectar a Europa, en la primavera de 2020, la marca se decidió a abandonar el calendario de la Federación y pasar a una pasarela digital que ha presentado a destiempo, pero este martes 28 será una de las primeras casas en desfilar en la capital francesa.

Esta edición, que contendrá las tendencias de la próxima primavera-verano 2022 y durará ocho días, tendrá otros grandes momentos como el regreso del diseñador belga Raf Simons o el homenaje al creador israelí Alber Elbaz, fallecido el pasado abril con 59 años a consecuencia del coronavirus.

Elbaz fue uno de los rostros más celebrados de la moda de los últimos veinte años con sus creaciones al frente de Lanvin, pero su salida de la ‘maison’ en 2015 en mitad de un fortísimo y desagradable contencioso de la marca lo mantuvo alejado de las pasarelas durante casi cinco años.

El modista vivía un buen momento tras haber anunciado la creación de una firma propia, AZ Factory, con la que había presentado su primera colección en enero de 2021.

La marca organiza ahora un homenaje a su fundador que servirá como despedida, y que cerrará la Semana de la Moda el próximo 5 de octubre.

Pese a los encuentros físicos, la Federación mantiene la plataforma que impulsó bajo la pandemia para dar a conocer el trabajo de quienes aún no pueden volver en presencial, por lo que aún hay más de una veintena de marcas, las menos conocidas, que mostrarán sus colecciones de forma virtual.

Además, en paralelo a la pasarela, varios eventos atraerán la atención de la industria como la exposición CinéMode, en la Cinémathèque de París, organizada por Jean-Paul Gaultier y que rinde homenaje a la historia de la moda en el cine.

El Palais Galliera presenta una gran retrospectiva por el centenario de la cabecera internacional Vogue y otra sobre coleccionistas de moda.

También se celebrará el regreso en forma de fiesta Dior, con la presentación de un nuevo perfume este martes 28, o el español Arturo Obegero, que introducirá igualmente el miércoles su primer perfume, Azabache, junto a la casa checa Pigmentarium.

* FUENTE DEL ARTICULO: DiarioLibre