in

¿Qué tipos de alimentos tendremos que comer en el año 2050?

La población mundial está a punto de explotar para el  año 2050, con una expectativa de tres mil millones de bocas más para alimentar que en el año 2010.

Organizaciones como el Instituto Mundial de Investigación han hecho un gran trabajo al identificar formas en que podemos alimentar a tanta gente mientras, de manera crucial, utilizando la misma cantidad de tierra y reduciendo las emisiones. Es una tarea gigantesca, obviamente, pero los estudios ambientales coinciden en la importancia de:

  • Reduciendo nuestro extravagante desperdicio de alimentos
  • Llevar las mejores prácticas a las fincas que ya existen
  • Mitigar la competencia con la producción de biocombustibles
  • Estabilizar las tasas de fertilidad a nivel de reemplazo en todos los rincones del mundo
  • Mejorar la productividad de la acuicultura

Misiones dignas, todas. Sin embargo, uno de los más importantes, y quizás el más relevante para cualquier consumidor que planee seguir aquí a mediados de siglo, será modificar nuestras dietas. El planeta simplemente no puede seguir sosteniendo un sistema en el que miles de millones de nosotros nos ayudamos a comer carne cuatro o cinco veces por semana.

“La carne de res, la carne de rumiante más consumida, requiere muchos recursos para producir, requiere 20 veces más tierra y emite 20 veces más GEI por gramo de proteína comestible que las proteínas vegetales comunes, como frijoles, guisantes y lentejas. ”

Un informe masivo de la revista National Geographic se hace eco de este sentimiento:

“La expansión de la prosperidad en todo el mundo, especialmente en China e India, está impulsando una mayor demanda de carne, huevos y productos lácteos, aumentando la presión para cultivar más maíz y soja para alimentar a más personas. bovinos, porcinos y pollos”.

Es decir, no solo habrá más bocas que alimentar dentro de 25 años, sino que habrá más bocas que busquen comer de la manera en que los estadounidenses (y una docena de otros países occidentales) han comido durante años, con una dependencia excesiva sobre fuentes animales.

Un gráfico reciente de Freethink destaca algunos de los alimentos que podrían llegar a nuestras cocinas para el año 2050. Estos incluyen ingredientes como carne cultivada en células, hecha de la extracción de un cultivo de células de un solo animal, que se convierte en tejido utilizando un biorreactor. El proceso permite una experimentación fascinante; una startup llamada Primeval Foods ahora puede ofrecer hamburguesas de león y tacos de tigre.

En otros lugares: tenga cuidado con las aventuras culinarias en los reinos de los hongos, las algas, las algas, los insectos e incluso las medusas. Hay 20 especies comestibles diferentes y, como señala Freethink:

“son bajas en grasas, ricas en proteínas y minerales… y contienen muchos de los mismos beneficios para la salud que otros pescados”.

Solo que no están en peligro de extinción y, de hecho, prosperan en aguas más cálidas. Se pueden secar hasta convertirse en un refrigerio similar a un chip, o se pueden servir fríos y en escabeche.

Es posible que la cecina de medusa no atraiga al consumidor promedio, pero el consumidor promedio ya come algunos productos “asquerosos” a nivel de la superficie, que también dañan el medio ambiente. La próxima vez que alguien rechace tu hamburguesa de champiñones o se burle de ti por unirte al carro de las verduras más reciente, dile que busque en Google la verdad detrás de los perritos calientes. No importa cuán locas puedan parecer las comidas del futuro, la opción más loca de todas sería mantener nuestras dietas exactamente iguales.

* FUENTE DEL ARTICULO: cerebrodigital.net

Written by Redacción

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

Abinader dice combate peor crisis del siglo

Cantante Lauryn Novas con “Lo Quiero a Morir” versión bachata. Una voz que se abre camino en un género que sigue latente.